• Nuevo
Colgante Eguzkilore con cadena plata de ley
  • Colgante Eguzkilore con cadena plata de ley

Colgante Eguzkilore con cadena plata de ley

23,95 €
Impuestos incluidos

Colgante Eguzkilore con cadena de plata de ley.

Cantidad

  • Pago seguro a través de Paypal o transferencia bancaria Pago seguro a través de Paypal o transferencia bancaria
  • Envíos gratis en todos tus pedidos. Envíos gratis en todos tus pedidos.
  • Política de devolución: Puedes devolver tu pedido en un plazo de 7 días Política de devolución: Puedes devolver tu pedido en un plazo de 7 días

Colgante Eguzkilore con cadena de plata de ley.

Eguzkilore de plata de ley color plata vieja con cadena, también de plata de ley, de 45 cm de longitud.

Medida Eguzkilore: 16 mm

Longitud cadena: 45 cm

Según la leyenda al inicio de los tiempos, cuando los hombres comenzaron a poblar la tierra, no existían ni sol ni luna y se encontraban inmersos en una gran oscuridad, asustados por numerosas criaturas, como dragones, brujas, caballos voladores genios, etc.

Finalmente en su desesperación decidieron pedir ayuda a AMALUR (madre tierra en euskera).

Ante la insistencia AMALUR les dijo: “Hijos mios, pedís ayuda y os la ofreceré. Crearé un ser luminoso al que llamaréis ILARGI (luna)”.

Así, AMALUR creo la luna, que con su brillo pálido iluminó la noche.

Al principio los hombres no se atrevieron a salir pero, al ver que los genios malignos huían de la luz de ILARGI, salieron a celebrarlo. Ocurrió que el susto de los genios no duró para siempre y, poco a poco, se acostumbraron a su luz y no tardaron en volver a salir de sus simas y acosar a los humanos.

Los hombres acudieron otra vez a AMALUR pidiéndole algo mas poderoso.

– “AMALUR. te estamos muy agradecidos porque nos has regalado a la madre luna, pero necesitamos algo más poderoso puesto que los genios no dejan de perseguirnos”.

– “De acuerdo -dijo AMALUR”- crearé un ser todavía más luminoso que llamaréis EGUZKI.

Y AMALUR creó el Sol. De esta forma, el sol iluminaría el día y la luna la noche.

Era tan grande, luminoso y caliente que incluso los hombres tuvieron que acostumbrarse poco a poco. Gracias a su calor y luz, crecieron plantas y aún más importante, los genios y las brujas no pudieron acostumbrarse a la gran claridad del día y desde entonces solo pudieron salir de noche. Pero, los hombres acudieron otra vez más a AMALUR para pedirle protección durante la noche, ya que de noche seguían saliendo los genios para acosarles. Y entonces fue cuando AMALUR creó una flor tan hermosa que, al verla los seres de la noche creerían que era el propio EGUZKI y huirían aterrados.

Esa flor es EGUZKILORE (flor del sol). Y hasta hoy, este es el símbolo de protección que defiende los hogares de los malos espíritus, los brujos, los genios de la enfermedad, las tempestades, los rayos y demás enemigos del hombre.

Desde aquel tiempo, hasta hoy, se sigue buscando en los montes la flor del sol para secarla y dejarla colgando en la puerta de la casa para protegerla de  los malos espíritus. La creencia popular decía que las sorginak (brujas) y las lamias no podían entrar en las casas hasta haber contado todas las hojas de la planta, pero no eran capaces de hacerlo antes de que amaneciera, teniendo que volver a sus refugios subterráneos. En otras versiones, la mera visión del eguzkilore en la puerta, les hacía creer que era el mismo sol y que ya despuntaba el alba por lo cual debían retirarse a sus cuevas.

Ficha técnica

Tamaño
16 mm
Materiales
plata

También podría interesarle